domingo, 11 de mayo de 2014

Rasguños del corazón (tinta fresca)

Rasguños en el corazón
Me siento sofocada. Un solo túnel. Demasiados caminos.
Aire acondicionado….lo que me faltaba…
Comienzo a toser y mi garganta se enrojece. Tengo el pecho frió y siento que una mano me está rasguñando las paredes de mi alma. Necesito dormir un poco. Enseguida.
Me acuesto sobre el húmedo y brillante pavimento, y cierro los ojos. Devuelta los rasguños, esta vez más fuertes. Escupo el pedazo de una uña y luego otra. De repente, se detiene. La oscuridad me inunda y los sueños están ennegrecidos.
Una mano toma la mía rápidamente.
-        Despierta, tienes que salir de aquí – él me mira y sus ojos se clavan en mis pupilas, ellas se quieren aferrar a ellos pero no pueden. La mano comienza de nuevo y rasguña sin piedad.
-        No quiero.
-        Iré contigo.
-        ¿Y la mano?
-        Ya veremos qué haremos con la mano más adelante.
-        Duele
-        Deja que te lleve.

Me agarra del suelo toda mojada y me levanta en sus brazos. Toca mi pecho y el calor de su mano hace que la mano dentro de mí se quede quieta. Me siento a salvo y al mismo tiempo débil, por no poder estar a salvo por mi cuenta. Pero no puedo evitarlo, lo necesito.
Él tampoco sabe qué camino tomar, pero lo disimula. También disimula que él sabe bien que lo conozco mejor que cualquier otra persona y que me doy cuenta cuando duda de algo. Sin embargo, ambos seguimos callados sin inmutarnos por el miedo. Las goteras comienzan a intensificarse y mis rulos se desesperan. No puedo disimularlo frente a él, estoy asustada. Él se da cuenta e intenta calmar a mis rulos que parecería que se quieren separar de mi cuerpo, sus caricias me relajan.
-        Tranquilos, dejen de moverse. Está todo bien.
De repente, se escucha la llegada del subterráneo. Las paredes y el piso tiemblan junto con nuestros corazones. Un reloj en lo alto marca lo que falta para que llegue a la estación. Los ojos de él se muestran preocupados. Sabe que se tiene que ir, que no se puede quedar. Yo también lo sé. Nos quedamos quietos unos segundos mirándonos, sin pensar en nada, sin dolor.

Lentamente me suelta, la mano comienza otra vez. Mi boca se llena de sangre y pedazos de uñas.
Él se remanga, le quedan solo unos segundos, mete su mano en mi boca y penetra hasta mi garganta. Tira de la otra mano y me extirpa todo el dolor vertiginosamente. Saca su mano y ya no siento nada. Estoy a punto de desmayarme. Lo veo alejarse y subirse al subterráneo. La bocina suena, se cierran las puertas y no puedo sentir absolutamente nada.
Los vagones se alejan y su rostro pálido también. Mis extremidades quedaron despatarradas por el piso y mis rulos perdieron su movimiento. Ya no siento nada.
Ni siquiera dolor…ni tampoco placer…
¿Qué ha hecho conmigo? ¿Qué se ha llevado de mí?
 Espero que vuelva algún día...confío en él...
Shasmine Cianne

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Hola, extraterrestres. ¡Bienvenidos a mi mundo! Este blog para mí es como un diario de viaje donde puedo ser yo misma y ver todo mi progreso a través de los años. Ya somos 40000 visitas y ya son 5 años que dedique a este blog, lo cual me tiene muy entusiasmada ya que he tenido que aprender un montón de cosas para que todo esto siga en pie como lo ven ustedes ahora (la mayor parte de obstáculos fueron voces internas, no las escuchen jamas).